Alas de luz

Monday, May 15, 2006

AMANECER





Quisiera compartir una conversación muy grata que tuve la noche pasada...

En algún momento de nuestras vidas comenzamos a ser conscientes de que somos dueños y señores de las mismas, cogemos las riendas y no dependemos de nada ni de nadie para ir hacia un lado o hacia otro...esa sensación es maravillosa tuve la suerte de descubrirla hace unos pocos años...desde entonces me siento libre.

En varias ocasiones he estado leyendo y escuchando que "hay que vivir cada día como si fuera el último"... lo que quiere trasmitir es muy válido, vive intensamente el ahora, valora las pequeñas cosas, relativiza más el día a día....estoy de acuerdo con todo ello..
Pero hablando con una persona me dió una réplica y una respuesta a esta idea: "vive el día a día como si fuera el primero de tu vida".

Eso sería algo así como ilusionarte en nuevos retos, estar abierta a continuar aprendiendo, nacer cada día tras despertar de la noche, renovarte con la luz del sol...y todo ello me sonó más vibrante y lleno de entusiasmo y optimismo...

Vivir el día como si fuera el último en tu vida y vivir el día como si fuera el primero de tu vida, encajan perfectamente y tienen en común que SON UNICOS E IRREPETIBLES. Según el momento uno u otro propósito tomaran sentido.

Yo me comprometo a empezar nuevos retos, tener un objetivo, una ilusión o más, pero al mismo tiempo ello implica relativizar y soltar muchas cosas para darle cabida a la buena nueva.

¿A QUE ME COMPROMETO A SOLTAR, A QUE ME COMPROMETO A CONTINUAR, A QUE ME COMPROMETO A EMPEZAR?

2 Comments:

Blogger JLVida said...

This comment has been removed by a blog administrator.

9:49 PM  
Blogger JLVida said...

Es cierto, es muy hermoso, poder hacer compatibles estas dos formas de ver la vida. Además esto me hace reflexionar sobre quedarnos con lo viejo que nos vale y abrirnos a lo nuevo que va llegando, sin la necesidad de decantarnos por un dogma en concreto, como puede ser: " sólo lo nuevo es válido o sólo en lo viejo hay sabiduría...", de forma que si eligieramos una de estas premisas, estaríamos limitándonos, lo que no nos dejaría crecer, aprender, ser libres y definitiva ser felices. Hasta más ver. Besitos. JLVida.

10:13 PM  

Post a Comment

<< Home