Alas de luz

Saturday, November 11, 2006

CIELO O INFIERNO. Pensamiento positivo versus pensamiento negativo.

Fuí a un colegio de monjas y mi familia siempre ha vivido la religión muy de cerca, es más tengo un familiar que es sacerdote.
Era normal escuchar y seguro que a más de uno os suena, de antes y de aún, que si nos portamos mal iremos al infierno y si nos portamos bien iremos al cielo cuando mueras.
Algo raro me producía escuchar esa célebre frasecita pero por si acaso, porque a ver como demostraba lo contrario, me portaba todo lo bien que podía.

Cuando escuché por primera vez oir que el cielo y el infierno no eran los lugares que encontraremos tras morir, sino que son los lugares que encontramos al vivir, me sorprendió en un primer momento y aún más cuando me dijeron que esos lugares estaban dentro de mí, seguía muy sorprendida pero no extrañada, pues esas palabras sí que me resultaban familiares y hacían eco en mí.

Además nadie desde fuera nos impone el cielo o el infierno, nosotros consciente o inconscientemente elegimos libremente. Nosotros decidimos, sí pasar una vida más bien celestial o más bien infernal.

Pienso luego existo, soy lo que pienso. Soy un ser de acción, pienso y actúo. Soy un ser de corazón, pienso, siento y actúo.

La realidad esta ahí fuera, tintada de millones de colores tantos como millones de seres humanos hay en el mundo. De que color son tus días?, tu vida?. A veces de uno, a veces de otro...más alegre, más triste, más agresivo, más natural...neutro, e incluso incoloro...

Somos seres capaces de autoenfermarnos y autocurarnos.

Podemos generar enfermedades a traves de los desquilibrios emociales, son las enfermedades psicosomaticas, desde mi punto de vista todas lo son.
Podemos mediante mecanismos de intervención llegar al equilibrio psicológico y a la autocuración emocional y por tanto conseguir mayor bienestar psíquico y físico.

Sea cual sea la situación, podemos elegir como deseamos reaccionar frente a ella, porque tenemos medida de libre albedrío. Los sucesos sean pasados o presentes, no nos imponen sentimientos; nuestros sentimientos están determinados básicamente por nuestras actitudes hacia esos sucesos...así pensamos, así sentimos.

Yo he decidido observar cada vez más mis pensamientos ante las situaciones, como me defino ante ellas, como me habla el inconsciente y adquirir mayor control mental..

Hay van algunas trampas del pensamiento:

* Pensar en blanco y negro, comtemplar los sucesos desde un punto de vista extremo.
* Magnificar o minimizar los sucesos, por ejemplo en el primer caso sería: "me he caido al suelo, no sé andar".... hay agua en el suelo.
* Culpabilizarnos, siguiendo el ejemplo: "eres un desastre".
* Etiquetar: "soy una patosa".
* Jugar a ser la bruja Lola: "seguro que me vuelvo a caer"...y claro no dudemos, que seguro que nos caeremos.
* Leer el pensamiento ajeno: " mi vecina estaba en el balcón seguro que me ha visto y pensará que...(de todo menos bonito)", y si lo piensa qué?, es sólo una opinión, es realmente tan importante para perturbarnos?.
* Catastrofismo: "seguro que me he roto el hueso", cuando sólo nos duele un poco el pandero.
* Generalizar en exceso "no vuelvo a pasar de nuevo por ese sitio hasta que no recuerde lo que ha pasado o hoy no salgo más de casa porque estoy muy patosa". etc


Nuestro pensamientos vienen generados por las creencias que hemos depositado en nuestro inconsciente a lo largo de las experiencias vividas y por tanto como han sido interpretadas y sentidas. Analizar nuestro pasado, nos aportaría muchas respuestas y un mayor conocimiento de nosotros mismos.

Los típicos problemas emocionales leves a causa de este tipo de pensamiento son: victimismo, ansiedad, culpa, depresión, inseguridad, baja autoestima, ira, verguenza, celos, etc...cuando estos sentimientos se nos quedan a vivir en el hostal cuerpo surjen los problemas físicos.

Si como antídoto cambiamos los pensamientos negativos a positivos, nuestra realidad cambiará y tendremos mayor bienestar físico y mental. Probémoslo!!!!!!!!!!. Siguiendo el ejemplo anterior:

Me he caido al suelo, está mojado y es resbaladizo, estaré más atenta para no caer si otro día paso y está igual..sólo me duele el pándero. Tengo suerte, he caido mal y me he vuelto a levantar con sólo un pequeño dolor; anda! mira la cotilla de mi vecina Manoli que está en el balcón, le deseo buenos días, porque siento que así lo son.


Todos hemos vivido situaciones adversas en nuestra vida, caidas aún más fuertes y de mayores consecuencias; las circunstancias no pasan porque sí, las generamos nosotros y todo pasa para mostrarnos una lección que aprender.


En nuestra manos esta ser nuestros enemigos o nuestros aliados, todos llevamos un asistente interior o un destructor interior....el cielo y el infierno están en tí..tú eliges..

kljflkajdlfjaljdfalñjfd(perdón son mis gatitos lunera y solete que también quieren aportar algo).


Muchos besitos y a quereros.

3 Comments:

Blogger Ashbless said...

Me ha gustado mucho el post. Siempre que escribes me sorprende, aunque no debiera, tu profundidad y penetración en el análisis.

Realmente la actitud es determinante a todos los niveles. Ya en la acción y el mundo externo, más aún en el mundo interior, en nuestro más intimo refugio.

Podemos iluminar y oscurecerlo todo según como miremos, el modo en que decidamos afrontar la existencia.

Sigue llenandolo todo de luz.

9:14 AM  
Blogger kray11 said...

Bueno, sencillo, interesante y sin presunciones...

9:58 AM  
Blogger Carmentis said...

Gracias por vuestros comentarios me motivan para seguir escribiendo los sentimientos y reflexiones que voy experimentando en mis vivencias cotidianas.

Un saludo.

6:31 AM  

Post a Comment

<< Home